Black Bass: un nuevo amigo

Inicio/Black Bass: un nuevo amigo

Black Bass: un nuevo amigo

Manuel Martín Fernández 19 May 2015
Manuel Martín Fernández Decathlon Salamanca

Una de las cosas que me encantan de este deporte, que entiendo como más complejo que otros que practico, es la posibilidad de compartir, transmitir y enseñar a los que quieren aprender.

Lo mejor que tiene la pesca es que nos obliga a ser un animal más o, al menos, los adictos como yo, lo entendemos así. Para pescar tienes que introducirte en un entorno del que eres ajeno, tienes que pensar como piensan animales muy diferentes a ti y tienes que observar y aprender de todo lo que te rodea. Si piensas que pescar es ir a una masa de agua e intentar sacar peces, te vas a perder lo mejor de este deporte.

Quizá, si de aquí entendieses que lo más importante que te puedo transmitir es que te fijes y disfrutes de todo lo que te rodea en el agua, no tendría nada que enseñarte, porque seguro que no voy a decir nada que no esté en alguno de los millones de artículos y vídeos que hay por la red. Desde ver cómo se pesca una garza a conocer el ciclo de vida de los quironómidos (mosquitos) o cangrejos. Todo, todo es de vital importancia para disfrutar de verdad de pescar. Por un lado, comprendemos al resto de animales que viven con el bass, sean depredadores, sean presas, y podremos intuir cómo todos estos pueden alterar su comportamiento. Por otro, aprenderemos cosas que podemos aplicar, aunque pueda parecer extravagante. Por último, si no pican, nos recreamos con verlos, que ni mucho menos es poco.

Pensar que de una garza o de un cormorán no podemos aprender nada, nos deja en un lugar bastante simplón, por no decir que puede resultar pretencioso. Estás en su mundo, obsérvalo. Si consigues desplazarte por la orilla del río como una garza, te puedo asegurar que tendrás mucho ganado, entenderás de su sigilo, de su forma de moverse, de cómo utilizan el pasto o pequeños arbustos para camuflarse, de cómo se acercan a la orilla aprovechando una pequeña nube que nubla el sol… Todo eso la hace mucho mejor pescadora que tú, así que, puestos a aprender, aprende de los mejores, ¿no?

Aunque iremos ahondando en técnicas, montajes, lances, etc., hoy se trata de ese primer acercamiento a esta especie (aunque nos valdrá para otras muchas). No voy a hacer un artículo del equipo y otro de cómo se monta. Hoy de aquí salimos pescando y lo vamos a hacer a lo sencillo, que no simple. Lo primero, caña y carrete, sin gastarte demasiado. Gasta lo justo para tener un equipo solvente y que nos permita cierto recorrido, no que nos obligue a cambiarlo en breve. Te propongo el Set Axion 210 MH, una caña de potencia mediana fuerte que, aunque ahora no lo sepas, es lo más polivalente para la pesca del bass y de acción rápida. Ya hablaremos de acción y potencia en una caña, ahora solo te distraerá de otras cosas mucho más importantes que tienes que aprender. El carrete es un Axion 30, robusto y polivalente, con buena capacidad de hilo y tiene potencia de sobra para pescar bass. Lo bueno es que la polivalencia del equipo te va a permitir pescar con todo ahora que solo vas a tener este equipo y, posteriormente, complementar al equipo que te compres a medida que vayas progresando. Ahí, empezaremos a pensar en cañas de casting (esos carretes que van por arriba de la caña).

Black Bass: Un nuevo amigo | Blog Pesca Decathlon

Caña, carrete y  señuelos

Lo siguiente es el hilo. Uno que te recomiendo, económico, pero sobradamente capaz, es el Axion Clear, en un diámetro de 0’28mm. Suficientemente fino para lanzar y pescar cómodamente, suficientemente resistente para sacar los peces sin apuros y no partir en exceso con enganches. Cada cosa a su tiempo: empezar con el monofilamento es empezar con el hilo de siempre. Es fácil de usar y polivalente y, por tanto, resulta perfecto para empezar.

Un punto que no tiene que ver con el equipo, pero que es vital, es el nudo. Tanto para conectar hilo al carrete, como para el señuelo, te recomiendo el Uni Knot o el nudo universal del pescador. Muy sencillo de ejecutar, sirve para casi todo y mantiene casi el 100% de la resistencia del hilo que, en casi todos los casos, se ve algo mermada por la realización del nudo. Tres consejos: ensaliva bien el nudo antes de apretar, aprieta poco a poco y comprueba siempre el nudo. Con esto te aseguras de que todo irá bien. No queremos perder un pez por culpa del nudo, ni mucho menos dejar a un pez con un señuelo colgando de la boca, lo estaremos sentenciando a una muerte cruel. Otro consejo: haz cientos de veces el nudo en casa antes de salir a pescar, cuando seas capaz de hacerlo con los ojos cerrados empezarás a dominarlo.

Después de este paréntesis para que entendieses lo importante que es comprender la biología de nuestro amigo y antes de ponerte a pescar, te voy a recomendar algunos señuelos Caperlan para la postfreza y cómo usarlos. La posterga es la época en la que está inmersos casi todos los países, en cuyas aguas hay basses. Así, no te confundo con muchos señuelos y técnicas. En cada momento hablaremos de la suya, pero lo bueno de lo que te recomiendo para esta época te va a valer de aquí a otoño, por tanto, tiene suficiente recorrido para que vayas empezando.

El más polivalente, que casi podrás usar todas las jornadas, es el Glenroy 70. Este tipo de señuelos se llaman jerkbaits y su utilización es sencillísima. Lánzalo al agua (si es cerca de árboles o rocas, con cobertura, mejor, ya que a los basses les gusta acechar) y déjalo flotando un instante. Ahora recoge un poco, déjalo que nade (espero que a estas alturas lo hayas puesto cerquita de la orilla para ver como nada), da un tironcito con la puntera de la caña, muy suave y déjalo flotar de nuevo, hasta que lo veas salir. Ve repitiendo esto hasta que llegue a la orilla y lanza de nuevo, un poco más adelante o a otro sitio que te parezca querencioso. Si ves un bass y le vas a tirar, lanza más lejos de donde esté, mantén la calma y ve acercándoselo, páraselo cerca, muévelo. Si pica, cuenta dos y levanta la caña, habrás clavado y empieza la pelea, si te pones nervioso y lanzas mal o muy cerca, lo espantarás, si levantas la caña muy rápido o muy fuerte, no conseguirás clavar. La tranquilidad es clave.

Black Bass: Un nuevo amigo | Blog Pesca Decathlon

Señuelo jerkbaits

El Buller 60 es un popper. Su característica principal es que, por el diseño de su cabeza, hace “pop” cuando le das pequeños tirones con la punta de la caña. En ningún momento se hunde, es un artificial de superficie y la pesca con él es muy muy divertida, porque vas a ver todas las picadas. Cuando un bass suba a por él, ten calma y cuenta dos antes de clavar, sino casi seguro lo perderás. A medida que cojas experiencia, no tendrás que contar y sabrás el momento exacto de la clavada, pero ahora, es una buena referencia. Ve lanzándolo paralelo a la orilla o a cualquier cobertura que veas. Funciona especialmente bien si ves muchos pececitos cerca de la superficie o si ves muchas libélulas, sobre todo si estas están poniendo sus huevos, momento que aprovechan los basses para acecharlas. Es un buen artificial para días calmados. Ve probando como tienes que dar el toque de caña para que haga pop. Es súper sencillo con este popper, no te va a costar nada.

Black Bass: Un nuevo amigo | Blog Pesca Decathlon

Popper Buller 60 

Para días de aire y para cuando no veas nada por las orillas y no sepas muy bien que hacer, te recomiendo la Clark de 3/8 de oz o 10 gramos. Esto es una spinnerbait, un señuelo muy polivalente, que casi siempre te puede dar picadas. Su uso es muy sencillo, lánzala, déjala hundirse un poquito y empieza a recoger. Alterna alguna subida y bajada de la caña en la recogida y alguna parada de manivela. Esto hará que parezca una presa fácil de atrapar. Si estás en un orilla donde pega el viento o no sabes qué hacer, pon la Clark, te sorprenderá su efectividad.

Black Bass: Un nuevo amigo | Blog Pesca Decathlon

Spinnerbair clarck

Verás que hay bastantes colores para elegir. De momento, te recomiendo los más naturales, que se parezcan a los peces pequeños que haya en el lugar donde vayas a pescar.

Con esto, que no es poco, es suficiente. Para el próximo post, hablaremos de los señuelos duros y los señuelos flexibles, que seguramente serán los que más uses en el futuro. Se trata de los famosos vinilos, que requieren de un pequeño aprendizaje, lo cual no quiere decir que sean difíciles de usar. Las últimas cosas que necesitas son unos alicates multifunción para quitar el anzuelo de forma rápida a los peces y para cualquier cosa que te pueda surgir; una tijera de pesca para cortar el hilo y alguna bolsa-bandolera donde guardar todo. Un ejemplo es la bolsa Carryel de talla S, que viene con cuatro cajas, donde guardar los señuelos (de momento con una te vale). Tiene un bolsillo para el alicate y las tijeras y es isotérmica, por lo que puedes guardar el agua y el bocadillo sin que se te estropeen por el calor.

Para despedirme me he dejado lo más importante, para que no te olvides de ello. Por favor, por ti, por mi, por nuestro futuro, conserva el entorno, deja todo como si no hubieses pasado por allí, trata a los peces con el máximo cuidado. Sé rápido manipulándolos y suéltalos en las mejores condiciones, para que sigan ahí, para ti, para mí, para el futuro. Si es necesario me pongo de rodillas para pedírtelo, es lo más importante que puedes hacer por mí, muchísimas gracias. Nos leemos.

Por | 2017-05-04T10:30:09+00:00 mayo 19, 2015|Spinning Agua Dulce|4 Comentarios

Acerca del autor:

Manuel Martín Fernández
Manuel Martín Fernández Decathlon Salamanca

4 Comentarios

  1. David L. Amador Fontalva mayo 27, 2015 en 10:59 am - Responder

    Un artículo muy interesante, enhorabuena.

  2. Florin Stanica junio 4, 2015 en 9:59 pm - Responder

    Muy bueno, me ha gustado

  3. Ivan Grabolosa junio 22, 2015 en 6:43 pm - Responder

    buen articulo!

  4. Centurión Cxc julio 16, 2015 en 6:33 pm - Responder

    Artículo muy interesante. Solo puntualizar que en varias comunidades es ilegal devolverlos al agua, hay que sacrificarlos. No se pueden ni devolver al medio ni transportarlos vivos. Esto es porque son especies exóticas, foráneas, que además en el caso del Bass está incluído en el catálogo español de especies invasoras, por la facilidad que tiene de extenderse y porque resulta muy dañina para las especies atóctonas por su gran voracidad. Que conste que es un pez que a mí personalmente me encanta, y deportivamente es un pez muy importante y de gran valor. Además su pesca es muy bonita, realmente interesante.

Deje su comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de elaborar estadísticas y analizar el uso de la página. Marque la casilla si consiente la instalación de cookies con las finalidades expresadas. Puede cambiar su configuración u obtener más información en nuestra Política de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar